¿Cuál es el objetivo de la capacitación para el mantenimiento?

JOSÉ DAVID TROCEL
David Trocel | Consultor e Instructor, Editor & Gerente General, GTS CONFIABILIDAD

Nadie pone en duda la importancia que tiene el mantenimiento en el funcionamiento de una sociedad moderna: la industria, la infraestructura civil, el transporte, los servicios públicos, etc. El mantenimiento es una actividad técnica, especializada que debe ser aplicada de forma metodológica para obtener resultados de alta calidad, disponibilidad, seguridad y confiabilidad, pero esta actividad sistemática debe ser llevada a cabo por personas, finalmente está en manos de la gente hacer que las cosas funcionen, en este sentido cobra gran importancia el contar con personal, primero motivado, luego muy bien capacitado, que entienda ampliamente sus funciones y los objetivos fundamentales de su trabajo. La deficiencia de conocimientos es por mucho, la principal causa de fallas repetitivas en la industria, los recursos financieros y materiales generalmente no son una limitación.

EL CONOCIMIENTO COMO HERRAMIENTA DE MEJORA Y FACILITACIÓN DEL TRABAJO

Las técnicas y metodologías de mantenimiento han experimentado un desarrollo vertiginoso en las últimas décadas, actualmente se cuenta con importantes y probadas herramientas de gestión, metodologías avanzadas de gerencia de activos, estándares industriales y soluciones de ingeniería que apuntan al incremento de la eficiencia, la seguridad y la productividad. Sin embargo, el desarrollo de la ciencia del mantenimiento no ha sido acompañado al mismo ritmo por el desarrollo del personal encargado de su ejecución. En mi criterio, esta debilidad no ha sido por falta de recursos sino por falta de enfoque y de definición de objetivos claros.

Normalmente las organizaciones de mantenimiento destinan importantes recursos a la capacitación del personal, sin embargo, esta capacitación ha sido históricamente de muy baja efectividad, debido a que no se alinean los objetivos de la capacitación con los objetivos de la organización.

Las organizaciones han fallado precisamente en la aplicación de los conocimientos para la resolución de problemas. Toda capacitación o mecanismo de mejora de personal debe ser entendido como una herramienta para combatir malas prácticas, para cambiar los viejos paradigmas, para mejorar un procedimiento, para incrementar la eficiencia y el ahorro, para mejorar la seguridad, en resumen, para facilitar el trabajo. La formación de personal debe garantizar resultados de corto plazo y planes de sustentabilidad en el tiempo.

RESPONSABILIDAD ANTE LA CAPACITACIÓN.

Cuando una persona es capacitada formalmente en una disciplina, se debe crear la responsabilidad para que aplique el conocimiento adquirido, claro, siempre y cuando se le dote del tiempo y los recursos para ello.

Un programa de capacitación técnica efectivo debe:

  1. Definirse en función de las necesidades y objetivos de la organización.
  2. Considerar todas las opiniones y recomendaciones de todos los niveles.
  3. Contar con un mecanismo de medición de su efectividad, cómo impacta la capacitación en la planta.
  4. Crear responsabilidad y compromiso en todos los niveles.
  5. Garantizar los recursos y el tiempo para aplicar el conocimiento.
  6. Considerar las capacidades del personal.
  7. Definir claramente los objetivos específicos de cada capacitación.
  8. Establecer mecanismos de recompensas basados en cumplimiento de metas proactivas.
  9. Crear mecanismos de multiplicación del conocimiento en programas internos de capacitación.
  10. Fomentar el mejoramiento continuo de procedimientos, uso de herramientas y equipos.
  11. Reforzar las áreas de liderazgo, gerencia y motivación.
  12. Fomentar planes de certificación formal.
  13. Estudiar los estándares y su aplicabilidad en la planta.
  14. Evaluar metodológicamente al ente de capacitación.
    La formación en mantenimiento,
    desarrollada y puesta en práctica correctamente, puede ayudar a las compañías a ahorrar dinero, incrementar la calidad del producto y mejorar la moral de los empleados.Rick Smith, LCE Inc.

En conclusión, las organizaciones de mantenimiento están en la obligación de optimizar el uso de sus recursos, entender que los planes de formación del personal son mecanismos para mejorar y facilitar el trabajo, y en ese sentido deben crear compromiso y responsabilidad para que los conocimientos se traduzcan en acciones concretas y beneficios corporativos, profesionales y personales.

Esta es mi opinión, me gustaría conocer la suya – david.trocel@confiabilidad.com.ve

Este artículo fue publicado originalmente en la revista GTS Confiabilidad: https://www.confiabilidad.com.ve/

SOBRE EL AUTOR

JOSÉ DAVID TROCEL
David Trocel Consultor e Instructor, Editor & Gerente General, GTS CONFIABILIDAD

David es actualmente el dirección de las operaciones de servicios y capacitación en las áreas de Monitoreo de Condición, Mantenimiento Predictivo, Alineación y Balanceo de equipos rotativos. Tambien, es soporte post venta de tecnologías predictivas de la marca Pruftechnik. El es instructor en técnicas de inspección predictiva y editor técnico de la revista Confiabilidad Industrial. David es miembro de la Junta Directiva de la Academia de Confiabilidad.

David tiene más de 20 años de experiencia analizando vibraciones en maquinaria rotativa diversa para diferentes sectores de la industria.Tiene experiencia en ejecución de más de 150 trabajos de balanceo dinámico en sitio y en taller, así como, ejecución de más de 50 alineaciones de máquinas rotativas usando tecnología láser. David ha sido encargado de diseño, configuración y puesta en marcha de más de 25 programas de inspección predictiva basados en monitoreo de vibraciones y termografía infrarroja. También, ha producido más de 2000 reportes escritos sobre condición de activos industriales y ha dado más de 30.000 horas de capacitación impartida en técnicas de inspección predictiva.