Artículos  

Gestión de activos: Serie ISO 55000

JOSÉ DAVID TROCEL
David Trocel | Consultor e Instructor, Editor & Gerente General, GTS CONFIABILIDAD

En 2014, ISO, la Organización Internacional de Normalización publicó la serie de normas ISO 55000, ISO 55001 e ISO 55002, estos estándares fueron concebidos para ayudar a las organizaciones y empresas a obtener el máximo valor de sus activos, alineados con sus objetivos, misión, políticas e intereses de su entorno. Estas normas internacionales pueden ser aplicadas para gestionar óptimamente cualquier tipo de activos, desde los físicos como la maquinaria, pasando por los activos humanos representados en la fuerza laboral, hasta activos intangibles como la reputación o la confianza. La norma es aplicable a todo tipo de organizaciones públicas o privadas, grandes o pequeñas, de negocios o sin fines de lucro. En términos generales la serie de estándares ISO 55000 proporciona la información general, los requerimientos y la guía de aplicación para definir, desarrollar, implementar, mantener y mejorar continuamente un Sistema de Gestión de Activos.

ORIGEN

La publicación del conjunto de normas ISO 55000 es el resultado de más de tres años de trabajo por parte del Comité Técnico 251 de Gestión de Activos (ISO/TC 251: Asset Management) conformado por 28 países. El desarrollo de este estándar tiene su origen y además está basado en BSI PAS 55, la cual es la Especificación Británica Estándar Disponible al Público para Gestión de Activos Físicos, PAS 55 define los requerimientos para establecer y auditar un sistema de gestión integrado y optimizado a lo largo del ciclo de vida de un activo. ISO 55000 toma estos aspectos y los generaliza para otros tipos de activos importantes para una organización. ISO 55000 se centra en los objetivos estratégicos de la organización y su influencia sobre el entorno.

Este estándar se compone de tres normas, que, aunque separadas, se complementan:

1. ISO 55000, Información general, principios y terminología.
2. ISO 55001, Requerimientos.
3. ISO 55002, Guía de aplicación para ISO 55001

JUSTIFICACIÓN

Una organización depende de activos diversos e interrelacionados para su operación óptima, activos físicos, humanos, financieros, de información y activos intangibles. Todos estos activos están sometidos a condiciones de “deterioro”, su valor decrece con el tiempo, por lo tanto, todos requieren mantenimiento, planes de cuidados y de mejoras. Pero además cada activo tiene un rol en la cadena de producción y se interrelacionan, solo con el óptimo desempeño de cada uno de ellos es posible alcanzar las metas estratégicas de la organización cumpliendo con todas las regulaciones y todas sus responsabilidades.

El desempeño de un activo físico a lo largo de su ciclo de vida depende inexorablemente del desempeño de otros activos, la operación óptima de una máquina (activo físico) depende fundamentalmente de conocimiento y de manejo de información que a su vez son atributos de un recurso humano idóneo, una falla en la cadena sin duda afectará el desempeño del activo físico lo que potencialmente impactaría la seguridad del ambiente con efectos en las finanzas y la reputación de la organización. Toda esta interdependencia y compleja relación entre los diversos activos y sistemas de activos requieren de una estrategia gerencial coordinada, sustentable y sistemática que garantice la obtención del máximo valor de cada activo de forma eficiente, segura y confiable.

¿QUÉ ES UN ACTIVO?

Un activo es todo aquel Ítem, entidad, elemento u objeto que tiene valor real o potencial para una organización. No solo son los activos tangibles o físicos representados en infraestructuras, máquinas y equipos, una organización se integra además de activos humanos con su conocimiento, labor y competencias; activos financieros conformados por las inversiones y el capital; activos de información y por último activos intangibles que representan un valor más allá del negocio pero que ciertamente pueden impactarlo, como seguridad, reputación, moral, estatus.

¿QUÉ ES LA GESTIÓN DE ACTIVOS?

De acuerdo con la definición establecida en la PAS 55, la Gestión de Activos se refiere a “las actividades y prácticas sistemáticas y coordinadas a través de las cuales una organización administra de forma óptima y sustentable sus activos y sistemas de activos, su desempeño, riesgos asociados y costos a lo largo de su ciclo de vida con el propósito de alcanzar las metas del plan estratégico”.

Para administrar eficientemente un activo es necesario conocer lo que se desea alcanzar con él, y luego establecer la estrategia y actividades para lograrlo, considerando los riesgos y los costos, en fin, es una estrategia de largo plazo apoyada en acciones predefinidas y concretas. La gestión de activos está pensada para garantizar un rendimiento especificado por el diseño, de forma segura, con beneficio social y amigable con el ambiente.

PRINCIPIOS DE LA GESTIÓN DE ACTIVOS: ISO 55000

La gerencia de activos es una metodología gerencial con una visión HOLÍSTICA que permite unificar las diferentes partes de una organización para alcanzar objetivos comunes estratégicos, se trata de observar todo el panorama, la interdependencia, las relaciones y contribuciones de los activos dentro de cada sistema. Es metodológica y SISTEMÁTICA promueve la consistencia, la repetitividad y la toma de decisiones auditables. Combate el aislamiento y el individualismo con una orientación SISTÉMICA que considera al activo parte de un sistema y con un círculo de influencia. Los recursos y las prioridades se direccionan BASADOS EN RIEGOS, identificándolos y determinando la relación costo/beneficio. Establece los compromisos entre desempeño, costos y riesgos para definir el punto de OPTIMIZACIÓN del ciclo de vida. Considera las consecuencias a largo plazo de las acciones de corto plazo para asegurar los requerimientos y obligaciones futuras dándole un carácter de SUSTENTABILIDAD y responsabilidad social. Reconoce que la interdependencia y la combinación de efectos son fundamentales para el éxito, se basa en la INTEGRACIÓN de equipos en pro de metas comunes.

BENEFICIOS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE UNA ESTRATEGIA SISTEMÁTICA Y ESTANDARIZADA PARA LA GESTIÓN DE ACTIVOS

Muchas organizaciones y sus gerentes no tienen información clara sobre la condición de sus activos y mucho menos tienen definido un portafolio de activos, esto los coloca en una posición defensiva ante los retos de alcanzar sus objetivos, tomando decisiones sobre la marcha según los acontecimientos, la consecuencia de esta forma reactiva de gerencia se traduce en perdidas, incumplimientos, multas y una serie de factores que impiden, no solo no mejorar, también no encontrar el camino hacia la solución de los problemas y debilidades de la organización. En este sentido el principal y más rápido beneficio consiste en obtener el real conocimiento sobre los activos y sistemas de activos que integran su organización, otro beneficio importante es conocer en detalle a los llamados stakeholders, que son todos aquellos entes, comunidades, clientes, proveedores, es decir el entorno de influencia de la organización, cómo ellos son impactados y cómo la organización puede alinearse con sus requerimientos e intereses legítimos.

La Gestión de Activos no siempre obtiene valor económico de todos sus recursos, los llamados intangibles muchas veces representan un valor estratégico, de moral, de beneficio colectivo, todo esto se traduce en confianza y reputación que finalmente tendrá un impacto positivo para la organización y su círculo de influencia.

La Gestión de Activos está orientada a mejorar:

• La satisfacción al cliente al optimizar los controles de los productos y servicios
• La salud ambiental y personal.
• La coordinación entre la calidad, ambiente, seguridad y finanzas.
• El entendimiento de los activos, sus roles y riesgos.
• La planificación a largo plazo y los mecanismos de sustentabilidad.
• El cumplimiento de las regulaciones gubernamentales y la disminución de eventos inesperados y multas.
• El sistema de gerencia de riesgo y los sistemas de auditoría.
• Las relaciones entre socios, aliados, proveedores, clientes, empleados y comunidad.
• La reputación corporativa y el conocimiento de su impacto en la cadena de valor.
• La habilidad para demostrar que el desarrollo sustentable y la responsabilidad social es una política activa, real y efectiva.
• La relación entre los activos y sistemas de activos a lo largo de su ciclo de vida.

Referencias:

1. www.ISO.org
2. The Institute of Asset Management, Asset Management – an anatomy, versión 3. www.theIAM.org
3. www.BSIGROUP.com

Este artículo fue publicado originalmente en la revista GTS Confiabilidad: https://www.confiabilidad.com.ve/

Comentarios y preguntas

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

  Subscríbase  
Notificar

SOBRE EL AUTOR

JOSÉ DAVID TROCEL
David Trocel Consultor e Instructor, Editor & Gerente General, GTS CONFIABILIDAD

David es actualmente el dirección de las operaciones de servicios y capacitación en las áreas de Monitoreo de Condición, Mantenimiento Predictivo, Alineación y Balanceo de equipos rotativos. Tambien, es soporte post venta de tecnologías predictivas de la marca Pruftechnik. El es instructor en técnicas de inspección predictiva y editor técnico de la revista Confiabilidad Industrial. David es miembro de la Junta Directiva de la Academia de Confiabilidad.

David tiene más de 20 años de experiencia analizando vibraciones en maquinaria rotativa diversa para diferentes sectores de la industria.Tiene experiencia en ejecución de más de 150 trabajos de balanceo dinámico en sitio y en taller, así como, ejecución de más de 50 alineaciones de máquinas rotativas usando tecnología láser. David ha sido encargado de diseño, configuración y puesta en marcha de más de 25 programas de inspección predictiva basados en monitoreo de vibraciones y termografía infrarroja. También, ha producido más de 2000 reportes escritos sobre condición de activos industriales y ha dado más de 30.000 horas de capacitación impartida en técnicas de inspección predictiva.